Image Alt

Insurance Digital Onboarding

Enfoque en el cliente: ONBOARDING JOURNEY

El onboarding digital es el proceso de identificación no presencial que permite a los usuarios darse de alta como nuevos clientes de manera 100% digital a través de canales online (Internet, smartphone, etc.). El cliente no precisa de desplazamientos físicos, ni cumplimentar formularios en papel, y el proceso puede realizarse a través de cualquier ordenador o dispositivo móvil.

El onboarding digital forma parte de una nueva banca, más moderna y más eficiente, que se apoya en la tecnología para buscar propuestas cada vez más cercanas y personalizadas.

Mejora la experiencia del cliente

La identificación digital en tiempo real permite al cliente potencial obtener un seguro en cuestión de minutos. Poco esfuerzo, poco tiempo y pocos requerimientos se traducen en un mayor índice de satisfacción del cliente.

Aumentar la fidelización de los clientes

Facilitar la entrada 100% digital de nuevos clientes y fomentar la interacción entre ambas partes de manera ágil contribuyen a fidelizar al usuario. Poniéndole las cosas fáciles, el cliente estará más vinculado con su compañía en la contratación de otros productos y servicios.

Externalizar los procesos de identificación

Esta posibilidad libera a su compañía de un tiempo muy valioso para dedicar a otras tareas de mayor valor para la organización.

Reduce el time to market

Frente a los días, o incluso semanas, de espera en los procesos de alta presenciales o semidigitales, el cliente que se identifica a través del onboarding digital puede obtener respuesta en escasos minutos. Se evita el desplazamiento, puede hacerlo desde donde y cuando quiera, en un proceso cómodo y ágil que puede iniciar desde cualquier dispositivo.

Simplifica los procesos y reduce los costes

No solo supone una simplificación en la operativa diaria, sino que agiliza la adaptación frente a cualquier cambio normativo en curso. La reducción de costes que aportan los procesos de onboarding digital es significativa, tanto en recursos materiales como humanos.

Impulsa el crecimiento del negocio

Se eliminan las barreras geográficas al no tener importancia la localización del cliente, este podrá dar de alta determinados servicios en función de las propuestas que reciba de las diferentes entidades financieras, sin importar si se encuentran en su ciudad o en su país de residencia. Esto multiplica por mucho las posibilidades de crecimiento de los bancos, que no ven acotado su radio de acción al ámbito geográfico en el que se encuentren ubicadas.

Campañas de captación más efectivas

Captar nuevos clientes no es tarea sencilla. Atraer a un cliente para que contrate un nuevo producto o servicio requiere, además del esfuerzo considerable en marketing, publicidad, etc. la dedicación de un tiempo extra del que a veces no se dispone. Por eso, es importante que toda la inversión que se haga a estos efectos encuentre un retorno rápido y cuantificable. Con el onboarding digital, se reduce considerablemente la tasa de abandono, dada la sencillez y agilidad inherentes al proceso y facilita controlar los posibles abandonos de clientes potenciales.

Aproximación de las nuevas generaciones a las entidades financieras

Estos no conocen otra forma de darse de alta en un servicio si no es de manera 100% digital y, en cuestión de minutos, ya que están habituados a trabajar con otros servicios donde impera la inmediatez y la sencillez.

Responsabilidad Social Corporativa

Impulsando soluciones de negocio ligadas a la erradicación del papel en las oficinas, o apostando por el uso racional de la tecnología y por el ahorro energético. En este punto, el onboarding digital también será un elemento diferenciador para las entidades que lo utilicen respecto de las que no lo hagan.

La era digital exige mucho más para seguir siendo relevante y competitivo.